Cirugía Ortognática | beOne Mastering Face
21585
page-template-default,page,page-id-21585,stockholm-core-1.0.4,select-theme-ver-5.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline-bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Cirugía Ortognática

TU CARA ES TU IDENTIDAD, SU ARMONÍA NUESTRO RETO

La cirugía ortognática es el procedimiento quirúrgico que permite tratar las deformidades faciales en las que existe una alteración por el tamaño o la posición del maxilar y/o mandíbula que da lugar a una alteración de la armonía facial en su conjunto y al mismo tiempo pueden ocasionar alteraciones en la forma en que encajan los dientes.

 

Se trata de una cirugía mínimamente invasiva en la que por medio de incisiones intraorales podemos acceder al esqueleto facial, sin necesidad de cicatrices externas, y realizar cortes a nivel del maxilar y/o la mandíbula para modificar su posición y conseguir un estética facial armonizada al mismo tiempo que se solucionan los problemas de oclusión dentaria.

 

Una vez movilizados maxilar y/o mandíbula, estos son fijados en su nueva posición mediante placas y tornillos de titanio garantizando que quedan en una posición estable. El titanio es un material inerte que no ocasiona ningún tipo de reacción en el cuerpo y que no requiere ser retirado posteriormente.

“LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA PERMITE ABORDAR PROBLEMAS FUNCIONALES Y ESTÉTICOS PARA SOLUCIONAR DISARMONÍAS FACIALES”

Todo lo que debes saber de la Cirugía Ortognática

¿Qué pacientes son candidatos?

Antes de llevar a cabo una cirugía ortognática, nuestros cirujanos Maxilofaciales realizarán un minucioso estudio de sus rasgos faciales para identificar y analizar las distintas disarmonías faciales para ver si el paciente puede someterse a la cirugía ortognática.

 

Una vez realizado este análisis podremos planificar la cirugía que queremos llevar a cabo gracias a la ayuda de programas informáticos que nos permiten simular la intervención y anticipar el resultado final.

 

Es un procedimiento con un gran impacto estético que nos permite mejorar la armonía facial pero al mismo tiempo nos permite abordar problemas funcionales como:

  • Alteraciones en la oclusión de los dientes
  • Alteraciones de la articulación de la mandíbula
  • Problemas respiratorios como el Síndrome de Apnea del sueño

¿Qué disarmonías faciales pueden solucionarse con la Cirugía Ortognática?

Mandíbulas poco proyectadas o Clases II: Se trata de pacientes en los que la mandíbula es pequeña con respecto al resto del esqueleto facial, resultando en un mentón poco proyectado lo que genera un perfil facial convexo y además puede estar asociado a problemas de compresión de la vía aérea.

 

Mandíbulas muy proyectadas o Clases III: Pacientes en los que la mandíbula es proporcionalmente muy grande con respecto al resto de la cara lo que origina un perfil facial muy desproporcionado que suele ir asociado a problemas en la oclusión dental. Puede ser por un hipercrecimiento mandibular o por una falta de crecimiento del tercio medio de la cara.

 

Asimetrías faciales: pacientes en los que un lado del esqueleto facial se ha desarrollado más que el otro lo que origina una asimetría de la cara.

¿A qué edad puede llevarse a cabo?

En general, debemos esperar a que el crecimiento óseo haya terminado por lo que podemos intervenir en mujeres a partir de los 15-17 años y en varones a partir de los 17-18 años.

 

No obstante, como en muchos casos se requiere un tratamiento ortodóncico previo, si podemos empezar con este tratamiento, aunque el crecimiento no haya finalizado, de manera que al finalizar el crecimiento ya estemos preparados para realizar la cirugía.

Preparación Ortodóncica Previa

¿Por qué es necesaria?

 

La cirugía ortognática es a la vez un procedimiento estético y funcional que nos va a permitir mejorar la estética facial en conjunto a la vez que mejoramos la forma en la que encajan nuestros dientes y solucionamos problemas a nivel de la articulación de la mandíbula.

 

Al movilizar los segmentos óseos que engloban los dientes, es muy importante que los dientes estén previamente bien colocados por dos motivos fundamentales:

 

  1. Conseguir un buen engranaje dentario postoperatorio que nos permita una mayor estabilidad de los segmentos óseos.

 

  1. Facilitar la magnitud de los movimientos óseos necesarios. Esto es fácil de entender con el siguiente ejemplo. Si tenemos una mandíbula muy retrasada o pequeña y necesitamos avanzar la mandíbula pero los dientes inferiores están inclinados hacia delante, la cantidad de avance que podamos darle a la mandíbula vendrá determinada por la posición de los dientes de manera que al finalizar la cirugía el/la paciente muerda correctamente. En este caso puede que el avance no sea suficiente desde el punto de vista estético. Por eso necesitamos una ortodoncia previa que coloque adecuadamente los dientes y nos facilite el movimiento de los segmentos óseo

 

¿Cuándo hay que realizarla?

 

En la mayoría de los casos la ortodoncia se realiza mayoritariamente antes de la cirugía y se completa con pequeños retoques después de la cirugía.

 

No obstante existen casos en los que las alteraciones de la posición de los dientes no son muy severas y en los que podemos intervenir primero al paciente y realizar después de la cirugía la ortodoncia.

 

¿Cuánto dura el tratamiento?

 

La duración del tratamiento ortodóncico depende de cada caso pero como norma general podemos decir que dura aproximadamente un año y medio.

 

Como ya hemos dicho, debemos esperar a completar el crecimiento para poder operarnos pero podemos aprovechar esta espera para realizar el tratamiento ortodóncico de manera que una vez completado el crecimiento ya estemos listos para la cirugía.

 

 

¿ Si ya he tenido ortodoncia previamente necesito realizarla de nuevo?

 

También depende de cada caso pero hay que tener en cuenta que en algunos pacientes durante la adolescencia se han intentado tratamientos ortodóncicos para intentar compensar, mediante el movimiento de dientes, alteraciones debidas a un crecimiento óseo anómalo (lo que se conoce como camuflaje ortodóncico). Si estas alteraciones óseas persisten puede que el tratamiento ortodóncico haya sido insuficiente y necesitamos una nueva preparación orientada a la cirugía que nos facilite los movimientos óseos deseados.

Planificación de la Cirugía

Cada caso de cirugía ortognática es preparado de forma individualizada porque cada paciente requiere unas modificaciones distintas para conseguir el mejor resultado estético y funcional.

 

Para ello es necesario un minucioso análisis facial que permitirá a nuestros cirujanos saber que es lo que necesita cada paciente y posteriormente, mediante la utilización de un software informático especifico se puede planificar tridimensionalmente la cirugía y anticipar el resultado al paciente.

 

Análisis facial

 

El análisis facial es la herramienta indispensable que nos permitirá tomar medidas y analizar las proporciones faciales de cada paciente para determinar los procedimientos necesarios en cada caso.

 

Nuestros cirujanos realizan un minucioso análisis facial aproximadamente entre una y dos semanas antes de la cirugía para posteriormente decidir en el software informáticos los movimientos necesarios y garantizar siempre el mejor resultado estético y funcional para cada paciente.

TAC preoperatorio y análisis 3D

 

Es necesario realizar un TAC facial preoperatorio en cada paciente que posteriormente será introducido en el software de planificación quirúrgica de manera que dispongamos de un modelo tridimensional de la cara del paciente, tanto del hueso como de los tejidos blandos y nos permita diseñar específicamente la cirugía para cada paciente.

 

Gracias a las últimas tecnologías en el diagnóstico por imagen contamos con modernos aparatos que son capaces de aportarnos imágenes muy precisas con dosis mínimas de radicación que no suponen ningún riesgo para los pacientes.

Fotografía preoperatoria

 

Realizamos fotografías de todos nuestros pacientes lo que nos permite completar el análisis facial y además introducir las fotografías en el software de planificación de manera que creamos una mascara virtual de la cara del paciente sobre el TAC lo que nos permite mostrarle al paciente una simulación de los resultados de la cirugía.

 

Hoy en día gracias al desarrollo de la fotografía 3D, los resultados de las simulaciones son cada vez más precisos y nos permiten tomar decisiones mucho más ajustadas.

Software de planificación e impresora 3D

 

El software de planificación de la cirugía es la herramienta que nos ha permitido revolucionar el concepto de la cirugía ortognática.

 

Trabajamos con la última versión de este software que nos permite diseñar tridimensionalmente los cortes que haremos en el esqueleto y movilizar los segmentos óseos de forma virtual anticipando los resultados que tendrá sobre el paciente, de manera que podemos medir todo al milímetro, asegurando una precisión perfecta en los movimientos y en el resultado final.

 

Además gracias a este software podemos anticipar cómo será el reultado sobre la cara del paciente lo que nos permitirá mostrarte de forma aproximada, cómo será el resultado final en tu caso.

 

Una vez diseñada la cirugía virtual, el software nos permite imprimir unas férulas quirúrgicas mediante una impresora 3D, que nos permitirá reproducir los movimientos óseos en quirófano tal y como hemos planificado en el software asegurando que siempre cumplimos el plan diseñado para cada paciente.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

La cirugía ortognática la realizamos siempre en quirófano bajo anestesia general lo que garantiza la mayor seguridad y confort para los pacientes.

Hoy en día gracias a las técnicas más avanzadas utilizadas por nuestros anestesistas, la recuperación es cómoda y rápida.

¿Cómo es el postoperatorio?

Por increíble que parezca la cirugía ortognática es un procedimiento prácticamente indoloro y poco molesto que permite que el paciente haga vida activa a los pocos días de la cirugía.

Ingreso

Normalmente los pacientes permanecen ingresados 1-2 días después de la cirugía para facilitar la recuperación y posteriormente son dados alta a su domicilio con seguimiento en consulta.

 

Dolor

En la mayoría de los casos no existe dolor o este es mínimo y puede controlarse con analgésicos convencionales.

 

Aspecto inicial

Inicialmente los pacientes presentan una ligera inflamación facial, variable según los pacientes y que irá disminuyendo progresivamente en los días siguientes a la cirugía gracias a la medicación administrada y a la aplicación de unas máscaras de frío conectadas a un circuito de agua a una temperatura controlada que permite limitar la inflamación inicial.

Puntos

Los puntos son todos intraorales y se retiran a los 10 días de la cirugía para mejorar la higiene intraoral y la cicatrización de las heridas.

 

Higiene oral

Es muy importante una correcta higiene oral con cepillado dental y enjuagues con colutorio para asegurarnos de una correcta cicatrización.

 

Gomas interdentales

Durante el postoperatorio nos ayudamos de unas gomas elásticas suaves que ayudan al paciente a encajar los dientes adecuadamente. Se instruye a los pacientes para poder quitarse y colocarse solos las gomas de manera que se facilite la dieta y la higiene.

 

Dieta

La dieta será líquida los dos primeros días y después continuaremos con dieta túrmix durante un mes para evitar aplicar fuerzas que puedan desplazar los segmentos óseos.

Fisioterapia

Trabajamos con un equipo de fisioterapia especializados en la recuperación de los pacientes intervenidos de manera que les aplican técnicas de drenaje linfático y masajes para recuperarse antes de la intervención.

 

Actividad

Recomendamos un reposo relativo durante la primera semana para facilitar una mejor recuperación y posteriormente los pacientes pueden ir recuperando de forma progresiva su actividad normal.

 

Vida social

Los pacientes pueden incorporarse a su vida social normal aproximadamente a la semana de la cirugía teniendo en cuenta que todavía persistirá cierta inflamación que no le incapacita para salir a la calle o hacer otras actividades sociales cotidianas.

 

Para más información consultar la Guía de Recomendaciones Postoperatorias.

Procedimientos asociados

Durante la cirugía ortognática, aprovechando la misma cirugía, podemos realizar procedimientos estéticos complementarios que nos permitan mejorar aún más el perfil y la armonía facial como son:

  • Mentoplastias
  • Injertos o prótesis de malar
  • Rinoplastias
  • Rellenos faciales con grasa propia del paciente que permiten ganar volumen en zonas deficitarias como, labios, pómulos o surcos.

¿Quieres solicitar una cita previa?

Déjanos tu teléfono y te llamamos

Recomendaciones previas ante una Cirugía Ortognática

¿Qué debo hacer los días previos a la intervención?

Las dos semanas previas a la intervención serán los días en los que se hará todo el trabajo de planificación y preparación para la cirugía. Por ello te reunirás varias veces con nuestros cirujanos durante estos días y podrás preguntarles todas las dudas que tengas.

 

Sabemos que los días previos a la intervención son días en los que podemos estar algo nerviosos y por ello queremos hacerte un breve resumen de cómo va a transcurrir todo durante esos días para que puedas afrontarlos con más tranquilidad.

 

Durante estos días nuestros cirujanos comprueban que todo está preparado para la cirugía y realizan la planificación individualizada de cada caso. Será entonces cuando se realice el análisis facial en nuestra consulta que pude ser necesario repetirlo en días diferentes para comprobar los datos.

 

También en este momento se realizará el TAC facial que nos servirá para planificar virtualmente la cirugía.

 

Por parte del ortodoncista se realizarán los últimos ajustes de cara a la cirugía

Recomendaciones de cara a la intervención

Durante las citas previas a la intervención, nuestros cirujanos te explicaran detenidamente cómo va ser el ingreso y la intervención y te darán una hoja de recomendaciones previas a la intervención para que no te olvides nada importante de cara al ingreso. En la hoja podrás consultar:

 

  • Medicación previa que debes tomar
  • Enseres personales que no debes olvidar para el ingreso
  • Recomendaciones de dieta e higiene para los días después de la intervención
  • Guía de cuidados para estar más cómodos y facilitar la recuperación

¿Cómo será el día de la intervención?

El día de la intervención deberás acudir en ayunas al hospital y presentarte en admisión dónde te guiaran para hacer el ingreso y llevarte a tu habitación donde podrás cambiarte y descansar un rato antes de la operación.

 

Un celador te trasladará en cama hasta el quirófano donde estaremos esperándote junto con el anestesista. Durante el procedimiento, tus acompañanetes podrán esperarte en la habitación o descansar un rato en la cafetería. Al finalizar la intervención nuestros cirujanos se pondrán en contacto con ellos para informarles de todo.

 

Para dormirte, nuestro anestesista te cogerá una vía en el brazo y lo único que notarás es un pinchacito como cuando se realiza una analítica. Después te pasarán la medicación y ya no notarás nada más. Gracias a las técnicas anestésicas aplicadas hoy en día, la recuperación es rápida y sencilla y a las pocas horas de la intervención estarás ya en la habitación con tus acompañantes.

 

La duración de la cirugía es variable según cada caso pero será de entre 2 y 5 horas. Al finalizar la intervención se te trasladará a la unidad de recuperación anestésica dónde terminarás de recuperarte para pasar posteriormente a tu habitación.

 

La mayoría de las veces, al término de la intervención, colocamos unos pequeños elásticos en los dientes que te permiten abrir la boca sin problema pero que nos ayudan a guiar la mandíbula al sitio correcto. También te colocaremos unas máscara de frío facial que nos permitirá controlar la temperatura cutánea y disminuir la inflamación postoperatoria.

 

Una vez en la habitación, el personal de enfermería estará a tu disposición en todo momento para cualquier cosa que necesites. Tú sólo tienes que relajarte, la intervención ya ha finalizado y en pocos días estarás haciendo vida normal.

¿Cómo serán los días posteriores a la intervención?

Habitualmente los pacientes intervenidos permanecen ingresados 1-2 días para mayor comodidad y para facilitar la recuperación.

 

Nuestro equipo de cirujanos y enfermeras estarán todo momento pendientes de que todo transcurra adecuadamente y dispuestos solucionarte cualquier duda que te surja. Además te instruirán y te ayudaran en todos los cuidados postoperatorios necesarios.

 

Una vez recibas el alta hospitalaria, seguiremos tu revisión en consulta cada pocos días para seguir la evolución de cada caso y asegurarnos de que los cuidados se están realizando de forma adecuada.

 

Trabajamos con un equipo de fisioterapia especializada que desde los primeros días podrán ayudarte en la recuperación con maniobras de drenaje linfático, masajes musculares y ejercicios de movilización. Gracias a este tratamiento la recuperación se produce de forma más rápida y sencilla permitiendo tu vuelta a tu vida normal en pocos días.

 

Para más información sobre el postoperatorio, consulta nuestra GUÍA DE CUIDADOS POSTOPERATORIOS PARA PACIENTES DE CIRUGÍA ORTOGNÁTIGA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies