Rinoplastia | beOne Mastering Face
21589
page-template-default,page,page-id-21589,stockholm-core-1.0.4,select-theme-ver-5.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline-bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Rinoplastia

ESTÉTICA Y NATURALIDAD PARA TU NARIZ

La rinoplastia es el procedimiento quirúrgico que permite corregir las alteraciones estéticas de la nariz y al mismo tiempo solucionar problemas respiratorios.

 

A través de la rinoplastia podemos corregir cualquier tipo de alteración de la nariz aportando armonía a tu cara.

 

Se trata de unos de las cirugías estéticas más realizados en nuestro país debido a la gran repercusión estética que tiene la nariz en el aspecto global de nuestra cara. La nariz ocupa la porción central de la cara y esto hace que pequeñas alteraciones su morfología tengan una gran influencia en el aspecto estético de la cara en su conjunto

“CORREGIMOS CUALQUIER TIPO DE ALTERACIÓN DE LA NARIZ”

¿Qué debo saber antes de someterme a una Rinoplastia?

¿Qué pacientes son candidatos?

Con la rinoplastia podemos corregir cualquier tipo de alteración estética de la nariz.

 

Los pacientes que más consultan suelen acudir por presentar gibas nasales que dan lugar a la típica nasal con un dorso prominente y curvado en la vista de perfil. Otras de los motivos más frecuentes son las desviaciones nasales o las narices anchas.

 

Sin embargo podemos encontrarnos muchas otras alteraciones como puntas caídas, puntas muy proyectadas, deficiencias de proyección del dorso, narices estrechas…

 

Además, no tenemos que olvidarnos alteraciones secundarias a traumatismos previos (rinoplastia postrumática) y alteraciones secundarias a intervenciones previas de la nariz que no han tenido un buen resultado (rinoplastia secundaria).

 

Por último pero no menos importante están las alteraciones funcionales o dificultad respiratoria que en muchas ocasiones se presentan asociadas a problemas estéticos que si no se corrigen adecuadamente pueden no resolver el problema respiratorio tan limitante para el paciente.

 

Si estás dudando si tu nariz puede mejorar con cirugía, consulta con nosotros, estaremos encantados de aconsejarte lo mejor para tu caso.

¿Cómo se realiza una Rinoplastia?

Fundamentalmente podemos decir que existen dos tipos de rinoplastia:

 

  • Rinoplastia abierta: en la que por medio de una pequeña incisión en la piel de la zona más inferior de la nariz, conseguimos exponer de forma completa toda la estructura interna de la nariz y poder realizar todas las modificaciones necesarias. Esta técnica se utiliza en casos complejos en los que hay que realizar grandes modificaciones y en casos secundarios con cirugías previas. La cicatriz final es imperceptible.

 

  • Rinoplastia cerrada: en estos casos sólo se realizan incisiones por dentro de la nariz, sin necesidad de incisiones en la piel. Está indicada en casos en los que vayamos a hacer modificaciones fundamentalmente en el dorso de la nariz sin necesidad de cambiar mucho la punta.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

En la mayoría de los casos realizamos la rinoplastia bajo anestesia general lo que proporciona una gran comodidad para el paciente. Contamos con un equipo experimentado de anestesistas que harán que tanto la anestesia como la recuperación transcurran de forma cómoda y segura.

 

En algunas ocasiones en las que vamos a realizar pequeñas modificaciones en la forma nasal, podemos realizar el procedimiento bajo anestesia local y sedación, acortando el tiempo de recuperación de los pacientes.

¿Cómo es el postoperatorio de la Rinoplastia?

Tras la cirugía y una vez recuperado de la anestesia el paciente será dado de alta en el mismo día. Algunos casos permanecerán un día de ingreso en función de la complejidad del caso

 

Al alta podrás hacer vida prácticamente normal siguiendo una serie de recomendaciones que puedes consultar en nuestra guía de recomendaciones.

 

La rinoplastia no es una cirugía dolorosa. Los pacientes no suelen presentar dolor o tan sólo unas leves molestias que ceden con analgésicos habituales.

 

Los primeros días después de la intervención es normal presentar una ligera inflamación nasal y aparecerán pequeños hematomas alrededor de los ojos. Tanto la inflamación como los hematomas se resolverán progresivamente en los días siguientes.

 

Aunque no colocamos taponamientos nasales, puedes notar una cierta congestión nasal por la inflamación de la mucosa, que irá mejorando progresivamente en los días siguientes.

 

Saldrás de quirófano con una pequeña férula nasal de escayola y unos esparadrapos que nos sirven para mantener la estabilidad inicial de la cirugía y disminuir la inflamación en la zona. Ambos se retirarán en la consulta a los 6-7 días de la intervención.

 

Las suturas internas son reabsorbibles y no será necesario quitarlas y en aquellos casos de rinoplastia abierta los puntos de la incisión cutánea se retirarán a los 5-7 días de la intervención en la consulta.

 

Consulta aquí nuestra guía de recomendaciones postoperatorias para pacientes operados de rinoplastia.

¿Cómo va a quedar mi nariz?

En beOne somos especialistas en estética y armonía facial. Nuestros cirujanos realizan un minucioso análisis de las características de cada paciente. Cada cara es única y eso hace que cada paciente requiera una cirugía distinta.

 

Analizaremos cada caso de forma individualizada sobra la fotografías y vídeos que se te harán en consulta y una vez que hayamos decidido el plan lo comentaremos contigo explicándotelo con detalle para que lo entiendas. Queremos que tú también seas participe de este cambio y puedas aportarnos que cosas te gustaría mejorar.

 

Durante las primeras semanas, la nariz se verá ligeramente inflamada e irá recuperándose progresivamente pero ya podrás notar la diferencia con respecto a antes de la intervención.

 

A partir de los 2-3 meses la nariz presentará un aspecto similar al final aunque la punta todavía estará algo inflamada.

 

Hasta el año se irán produciendo pequeñas modificaciones que irán haciendo mejorar el resultado final, al mismo tiempo que la piel recupera su aspecto y sensibilidad normales.

¿Qué complicaciones tiene una Rinoplastia?

En manos de cirujanos expertos la rinoplastia es un procedimiento seguro con mínimas complicaciones.

 

Además de la inflamación inicial, pueden presentarse pequeños sangrados nasales que cederán con las recomendaciones indicadas para el postoperatorio.

 

Cómo ya hemos comentado, la rinoplastia no es una cirugía dolorosa y las pequeñas molestias ceden con analgésicos habituales.

 

No son frecuentes complicaciones infecciosas y las heridas cicatrizan en poco tiempo siendo imperceptibles al final del proceso de recuperación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies