Lipofilling Facial

El lipofilling facial es uno de los tratamientos estéticos más revolucionarios de los últimos años. En términos básicos se trata de una técnica que rellena ciertas zonas del rostro con grasa autógena y con resultados positivos en hombres y mujeres de todas las edades.

Esta técnica se basa en la transferencia de grasa proveniente de otras zonas del cuerpo y usada para el relleno de zonas deprimidas del rostro. Como resultado, se logra un efecto lifting con una mejor proyección, simetría y rejuvenecimiento de los tercios faciales.

Aplicada en pómulos, mentón, frente, surco nasogeniano y zona mandibular, se logra reducir significativamente las arrugas y las depresiones faciales. Adicionalmente, el lipofilling facial permite al paciente lucir una piel rejuvenecida con brillo natural y con una mayor armonía.

Dado que se utiliza grasa autógena proveniente del mismo paciente, el lipofilling facial es uno de los tratamientos con mejores resultados naturales. Con pequeños rellenos en determinadas zonas faciales se logra una mayor armonía del conjunto con una recuperación muy corta.

Es un procedimiento mínimamente invasivo, sin ingreso y que se realiza bajo anestesia para garantizar un mayor confort del paciente. Veamos algunas consideraciones especiales del preoperatorio y postoperatorio del lipofilling facial beOne Mastering Face.

¿Cómo de eficaz es el lipofilling facial respecto a otros tratamientos

Preoperatorio Lipofilling Facial

El preoperatorio del lipofilling facial comienza el mismo día de la primera consulta con el especialista. En un primer momento, el especialista analiza dos factores principales: Las necesidades de relleno de los tercios faciales y la disponibilidad grasa del paciente.

Aunque la cantidad de grasa requerida para el lipofilling es muy pequeña, se debe analizar la cantidad y calidad de este elemento. Adicionalmente, es fundamental evaluar el estado de salud del paciente para lo que se requiere de un análisis integral multivariable.

El especialista podrá indicar algunos exámenes y analíticas previas además de una evaluación física preliminar. Estos estudios se realizan los días previos a la intervención y dan elementos fundamentales para la planificación del procedimiento.

Postoperatorio Lipofilling Facial

Como hemos visto, el lipofilling facial es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo que se realiza en dos tiempos quirúrgicos paralelos. En una primera etapa el cirujano procede a extraer la grasa necesaria para hacer la lipotransferencia. En un segundo tiempo, se procede a rellenar las zonas deficitarias para lograr la proyección y armonía necesarias en cada caso particular.

Es un procedimiento que se hace bajo anestesia para garantizar un mayor confort y reducir la movilidad de los músculos faciales. Es un procedimiento relativamente corto, sin ingreso y con una recuperación muy corta.

Existen ciertas restricciones temporales que se enfocan en la reducción de actividad física, exposición al sol y elementos naturales. Sin embargo, estas restricciones suelen ser específicas y en pocos días el paciente puede recuperar su ritmo cotidiano.

Esta es una de las intervenciones con menores restricciones y con períodos de recuperación más cortos con efectos prácticamente inmediatos. Una vez superado el período inflamatorio natural, el paciente podrá notar los cambios positivos en su estética facial.

Preguntas frecuentes sobre Lipofilling Facial

En términos generales, el lipofilling facial es un procedimiento rápido y de pronta recuperación. El tiempo quirúrgico es muy variable entre pacientes pero suele ser una intervención de muy corta duración.

En lo absoluto. El lipofilling facial no es una intervención dolorosa bajo ningún concepto. Aunque puede producirse algún grado de disconfort y maltrato en la zona de extracción e inyección, nunca llega a ser doloroso.

Además, es muy probable que exista cierto nivel de inflamación y sensación de tirantez en la zona de relleno. Para reducir estos efectos molestos, el especialista indicará los tratamientos postoperatorios ideales para ello.

Si, pero es importante saber que en todos los procedimientos de cirugía estética se parte del principio de la mínima intervención. Es decir, el cirujano procura en todo momento que las incisiones que dejarán cicatrices sean mínimas y que estén ubicadas en zonas no visibles. En la zona de extracción la cicatriz es prácticamente imperceptible y en la zona de relleno es casi invisible a simple vista.

El lipofilling facial es una intervención mínimamente invasiva con un espectro de acción focalizado y con una recuperación muy corta. Por ende, el paciente podrá recuperar su cotidianidad prácticamente de inmediato. No obstante, es importante señalar que existen algunos cuidados y restricciones temporales principalmente en el postoperatorio inmediato. Estas restricciones se irán eliminando gradualmente y en muy poco tiempo el paciente podrá retornar a sus quehaceres diarios.

CONTÁCTANOS

PIDE TU CITA

Teléfono:
655 039 686

Dirección:
Calle Pedro Rico, 43
28029 Madrid

Horario:
Lunes – Viernes
09:00 – 19:00 pm

Be-One-Logo-Mini