CARILLAS DENTALES

Las carillas dentales son uno de los tratamientos más demandados en las clínicas de Madrid.  Son un tratamiento utilizado para mejorar la apariencia de los dientes, estas proporcionan un mejor aspecto en color y forma a los dientes, y también pueden ocupar los espacios que se forman con el deterioro de las encías.

 

¿Para quién están indicadas las carillas dentales?

 

Las carillas se encuentran indicadas para aquellas personas que quieran mejorar su imagen estética, fundamentalmente en la forma, color y posición de los dientes. No obstante, no todas las personas son aptas para realizar este tipo de tratamiento, un médico valorará cada situación asegurando que pueda realizarse este tratamiento. 

Normalmente los pacientes idóneos para este tratamiento presentan una buena salud bucal en general, siendo importante tener unos dientes y encías saludables, así como un suficiente esmalte dental, de lo contrario la carilla no tendrá una buena retención.

Por tanto, las carillas se pueden utilizar para corregir defectos, como dientes torcidos, manchas, rotos, separados o desgastados. 

Son elementos que se crean de forma individualizada para cada paciente, con el fin de obtener una mayor naturalidad con el resto de los dientes, la finalidad de estas es embellecer la sonrisa.

Carillas dentales, estética para tus dientes en la clínica maxilofacial be One de Madrid

TIPOS DE CARILLAS DENTALES (COMPOSITE Y PORCELANA)

Las carillas son unas finas láminas que se colocan en la cara frontal de los dientes, estas pueden estar fabricadas, con dos materiales:

  • Carillas de porcelana, estas tienen la ventaja de ser muy resistentes a las manchas. Asimismo, la porcelana presenta un aspecto similar al de los dientes cuando están sanos y blancos. También permiten corregir problemas como el desgaste de los dientes, así como cubrir piezas astilladas o rotas.
 
  • Carillas de composite, este es un material fabricado con varias resinas compuestas, que tienen la ventaja de ser reversibles. El trabajo previo de los dientes es mínimo, por  lo que no produce una alteración en ellos, pudiendo quitar el material y reemplazarlo. Estos presentan la desventaja de no imitar tan bien el esmalte dentario, además son susceptibles de sufrir astillados o fracturas.

colocación de carillas dentales

El tratamiento se fundamenta en varias fases, que van desde el diagnóstico y planificación del tratamiento, hasta la colocación de las carillas. 

En primer lugar, se realiza un diagnóstico, donde se llevará a cabo una exploración de los dientes para asegurar que es apto para realizarse el tratamiento, y elegir así el material de la carilla. De igual modo se valorarán las posibles implicaciones y complicaciones de este.  A continuación, para la colocación de las carillas se llevan a cabo varios pasos:

  1. Preparación del diente a tratar, este paso consiste en eliminar de la superficie del diente parte del esmalte, esta deberá coincidir con la cantidad de espesor de la carilla que se añadirá al diente.
  2. Se toman las impresiones, para enviarlas a un laboratorio.
  3. Colocación de las impresiones de las carillas, previamente a esto se limpia, pule y graba la pieza dental. Consiguiendo así una superficie áspera, que permite una buena unión entre la carilla y el diente, utilizando para ello un cemento especial. 
  4. Ajuste de la colocación, se evaluará la mordida y si fuera necesario se realizará algún ajuste.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE las carillas dentales

No, las carillas dentales no se pueden blanquear, es por ello por lo que antes de colocar la carilla dental es necesario asegurarse de que el color es el adecuado. En caso de que el paciente no le guste el color, se deberá retirar y elaborar una nueva. 

El limado de dientes es un pulido de dientes que no presenta grandes consecuencias, esto depende de la carilla a elegir.  En caso de ser carillas de composite, no suele ser necesario limar el diente sucediendo lo contrario en caso de carillas de porcelana.

  • Alteración de la sensibilidad, durante los primeros días, a la hora de ingerir bebidas y alimentos calientes o fríos, por el tallado del esmalte dental. 
  • Tratamiento irreversible en el caso de las carillas dentales de porcelana, ya que el color o la forma no se pueden alterar una vez se ha cementado en su lugar.
  • Menor durabilidad en las carillas de composite, necesitando un mantenimiento continuo en la clínica. 
  • Menor resistencia a la tinción en caso de carillas de composite, ya que pierden brillo o se oscurecen.

La carilla dental de composite suele durar entre 7 y 10 años, y las de porcelana entre 10 y 15 años.

CONTÁCTANOS

PIDE TU CITA

Teléfono:
655 039 686

Dirección:
Calle Pedro Rico, 43
28029 Madrid

Horario:
Lunes – Viernes
09:00 – 19:00 pm

Be-One-Logo-Mini