Logotipo BeOne Face.
¿Qué son los implantes pterigoideos y para qué sirven?

Compartir post

implantes pterigoideos

¿Qué son los implantes pterigoideos y para qué sirven?

Compartir post

implantes pterigoideos

Cuando un paciente necesita sustituir una pieza dental, se puede recurrir a diferentes técnicas, según las necesidades de cada caso. Entre las que están los implantes pterigoideos, que se presentan como una opción cuando la calidad del hueso de la mandíbula posterior no es buena. Sigue leyendo y conoce más sobre qué son y para qué sirven.

Qué son los implantes pterigoideos y características básicas

Los implantes pterigoideos son una alternativa a los tratamientos convencionales para tratar la pérdida dental. Esta técnica se aplica en pacientes que no poseen suficiente hueso maxilar para colocar implantes estándar.

La reabsorción ósea es una condición que reduce la cantidad y calidad del hueso disponible en el maxilar superior. Por lo tanto, no es viable colocar un implante convencional. En su lugar, se utilizan los implantes pterigoideos que se anclan en el hueso pterigoideo, una zona densa y resistente ubicada en la parte posterior del maxilar superior.

Estos implantes son más largos, tienen entre 13 y 20 mm, lo que permite una fijación segura en el hueso pterigoideo. A diferencia de los convencionales, pueden colocarse en un ángulo de hasta 45 grados, para aprovechar el hueso disponible.

El material que se utiliza para fabricarlos es el titanio, lo que garantiza una excelente osteointegración con el hueso maxilar. Además, la colocación es poco invasiva y se realiza mediante cirugía ambulatoria.

Te puede interesar  Implantes dentales con anestesia general

Procedimiento de colocación de los implantes pterigoideos

Preparación preoperatoria

Antes de colocar los implantes, el cirujano maxilofacial hará una evaluación exhaustiva para conocer la estructura anatómica del paciente. Para valorar el caso, se hará un examen oral que permitirá conocer el estado general de la boca. Luego, se pedirá una radiografía para ver la cantidad de hueso disponible y la ubicación de estructuras anatómicas importantes.

Mediante una tomografía, el cirujano tendrá una visión más completa de la zona, lo que permite planificar la colocación precisa de los implantes.

Con esta información, el odontólogo le explicará en detalle el procedimiento al paciente y le dará las instrucciones preoperatorias.

Pasos del procedimiento quirúrgico

La colocación de los implantes es ambulatoria y se realiza con anestesia local. El procedimiento suele durar de una a dos horas, dependiendo de la complejidad del caso.

El cirujano comienza haciendo una incisión en la encía para acceder al hueso pterigoideo. A continuación, perfora el hueso para crear un orificio del tamaño adecuado donde se colocará el implante.

Una vez preparado el hueso, inserta el implante y lo fija en su lugar con tornillos especiales. Por último, sutura la incisión para cerrar la herida y permitir la cicatrización.

Recuperación y cuidados posoperatorios

Los cuidados posoperatorios son similares a la colocación de cualquier otro tipo de implantes. El paciente debe evitar hacer actividades físicas extenuantes durante los primeros días posteriores a la cirugía. Durante ese período también debe consumir alimentos blandos y fáciles de masticar.

El cirujano recetará medicamentos como analgésicos y antibióticos para reducir las molestias y evitar infecciones. En caso de que haya dolor, también el paciente puede aplicar compresas frías en la zona.

Es importante acudir a las visitas de seguimiento para controlar la cicatrización y el progreso de la osteointegración.

¿Qué son los implantes pterigoideos y para qué sirven?

Ventajas y desventajas de los implantes pterigoideos

Beneficios del uso de implantes pterigoideos

Los beneficios de los implantes pterigoideos incluyen:

  • Son una alternativa para pacientes con reabsorción ósea maxilar significativa, lo que significa que los implantes convencionales no son factibles.
  • Debido a que se anclan en un hueso de alta densidad, estos implantes tienen mayor estabilidad y soporte que otros.
  • Lo anterior significa también que la tasa de éxito a largo plazo es mayor.
  • Elimina la necesidad de injertos óseos, lo que acorta el tiempo total del tratamiento.
  • Restauran la función masticatoria, el habla y la estética facial, mejorando la calidad de vida del paciente.
Te puede interesar  Implantes dentales en niños: ¿cuál es la edad mínima para colocarlos?

Posibles complicaciones y riesgos

Al igual que con cualquier otra cirugía, existen ciertos riesgos al colocarse implantes pterigoideos. El cirujano explicará las posibles complicaciones para que tomes una decisión informada sobre el proceso. Estos riesgos incluyen:

  • Posible sangrado debido a la alta vascularización de la zona. Sin embargo, un cirujano especializado aplicará técnicas quirúrgicas para minimizar este riesgo.
  • Posible daño a los nervios, lo que puede provocar adormecimiento o parestesia en la zona. También es evitable al elegir un cirujano con experiencia.
  • Existe el riesgo de perforar el seno maxilar si está muy cerca del área de colocación del implante. En ese caso hay que hacer otro procedimiento para repararlo.
  • Aunque la tasa de éxito es alta, existe la posibilidad de rechazo del implante.
  • Si hay retracción en las encías, parte del implante puede quedar expuesto.
  • Es posible que se presente alguna infección, pero esta probabilidad se reduce con una buena higiene oral y el uso de los antibióticos que recomiende el cirujano.

Comparación con otros tipos de implantes

Implantes pterigoideos vs. Implantes convencionales

Los implantes pterigoideos son más grandes que los convencionales, se colocan en el hueso pterigoideo en casos de pérdida ósea maxilar severa. Por lo general no es necesario hacer un injerto óseo para colocarlos. El costo, por otra parte, es mayor debido a que el procedimiento es más complejo.

Los convencionales, por su parte, miden entre 8 a 16 mm y se colocan en el hueso maxilar y en casos de pérdida ósea moderada. Los riesgos son menores y el costo es menor.

Implantes pterigoideos vs. Implantes cigomáticos

En el caso de los implantes cigomáticos son aún más largos que los pterigoideos, llegando a medir entre 30 y 55 mm. Son una alternativa cuando hay pérdida ósea maxilar extrema y se colocan en el hueso cigomático. Para este tratamiento no se requiere colocar un injerto óseo.

Te puede interesar  ¿Es posible sufrir un rechazo de implante dental?

¿Quiénes son candidatos ideales para implantes pterigoideos?

El cirujano maxilofacial optará por colocar implantes pterigoideos si el paciente tiene una pérdida ósea severa en la zona posterior del maxilar. También si tiene los senos maxilares agrandados, lo que deja poco hueso disponible.

Asimismo, se recurre a este procedimiento cuando el paciente tiene una cresta alveolar estrecha o si no es posible hacer un injerto óseo para colocar otro tipo de implante. Por otra parte, se convierten en una alternativa cuando otros tratamientos de implantes han fracasado debido a que no hay suficiente hueso.

Cada caso es único, por lo que es preciso acudir a la consulta con el cirujano maxilofacial para decidir qué tipo de implante dental es mejor.

Si tienes pérdida ósea severa, los implantes pterigoideos ofrecen una solución innovadora y efectiva para la rehabilitación dental. Consulta con tu odontólogo para saber cuál es la mejor solución para tu caso.

DR. PEDRO M LOSA

DR. PEDRO M LOSA

Graduado en Medicina con especialización en Cirugía Maxilofacial tras superar la oposición MIR, elegí formarme en el prestigioso Hospital Universitario de La Paz. Mi enfoque en la especialidad se basa en la dedicación y el afán de profundizar en el conocimiento.

Otras entradas de blog que te pueden interesar

Navega por nuestro blog para descubrir novedades

Que es una Protesis Dental Fija

¿Qué es una Prótesis Dental Fija?

Existen diversas opciones para sustituir dientes faltantes, independientemente si la causa de la pérdida sea por enfermedad bucal, traumatismo o agenesia dental. En esta oportunidad,