Logotipo BeOne Face.
¿Cómo desinflamar la articulación temporomandibular?

Compartir post

Como desinflamar la articulacion temporomandibular

¿Cómo desinflamar la articulación temporomandibular?

Compartir post

Como desinflamar la articulacion temporomandibular

La articulación temporomandibular cumple una función esencial en nuestro día a día, puesto que nos permite hablar, masticar y bostezar; de allí la importancia de cuidarla y de buscar atención médica en caso de presentar síntomas que puedan indicar que algo anda mal con ella. En este artículo te hablaremos de los síntomas para que verifiques si presentas algunos de ellos, y en caso de que lo requieras te indicamos cómo desinflamar la articulación temporomandibular.

¿Qué es la articulación temporomandibular?

La articulación temporomandibular o ATM es la que conecta los huesos de la mandíbula con los huesos temporales del cráneo, ubicados a ambos lados de la cabeza, delante de las orejas. 

Entre las funciones principales de la ATM está permitir el movimiento de la mandíbula tanto de arriba hacia abajo, como de un lado al otro, de modo que podamos hablar, masticar y bostezar. También se encarga de absorber y amortiguar la fuerza que ejercemos cuando masticamos o mordemos.

Causas comunes de la inflamación en la ATM

Cuando hay problemas con la mandíbula o los músculos que la controlan, esto se conoce como trastornos temporomandibulares (TMD) o trastornos de la ATM.

Las causas de estos problemas pueden ser difíciles de determinar; en general, podemos decir que pueden ser provocados por:

  • Lesiones en los huesos de la mandíbula.
  • Problemas con las articulaciones o con los músculos de la cara, cabeza o el cuello.
  • El bruxismo.
  • Artritis reumatoide u osteoartritis.
  • Golpes en el rostro o en la mandíbula.
  • Tener la mordida desalineada, como la mordida cruzada.
  • El estrés puede aumentar la tensión en la zona de la mandíbula.

Síntomas de la inflamación temporomandibular

Identificación de los síntomas

Los síntomas de la inflamación temporomandibular pueden provocar dolor y malestar agudo, estos pueden permanecer por lapsos cortos de tiempo o estar presentes por muchos años. Por lo cual se hace importante identificarlos para buscar atención profesional y encontrar un tratamiento adecuado.

Entre los síntomas más comunes podemos mencionar están:

  • Sentir dolor o sensibilidad en el área de la ATM, el cuello, los hombros o los oídos al masticar, hablar o abrir mucho la boca.
  • Inconvenientes para abrir bien la boca.
  • Al tener la boca muy abierta o cerrada, sentir que los huesos de la mandíbula se atoran.
Te puede interesar  Dentadura postiza fija sin implantes: ¿Qué es y cuáles son sus ventajas?

¿Cuándo buscar ayuda médica?

Es necesario buscar atención de un profesional en casos más severos, cuando los síntomas sean persistentes e intensos. Tales como fuerte dolor en la mandíbula, cuello y cara o si presenta dificultad para abrir o cerrar la boca. 

También es importante tener en cuenta que si la mandíbula se bloquea o si sientes que los huesos de la mandíbula producen un ruido, cuando la articulación se abre o cierra la boca puede que estés sufriendo de inflamación de la articulación temporomandibular.

Si, además, sientes fuertes dolores de cabeza, mareos, zumbido en los oídos, o inflamación de la cara o el área de la mandíbula, es recomendable buscar ayuda médica.

Métodos para desinflamar la articulación temporomandibular

Una vez que se tiene un diagnóstico, el paciente puede recibir de parte del profesional de salud dental, diversas opciones de tratamientos tanto para mejorar los síntomas como para solucionar de forma definitiva la condición.

Tratamientos caseros efectivos

Existen remedios y opciones de tratamiento que se pueden realizar en casa que funcionan para la inflamación de la ATM. Algunos de ellos son:

  • Medicamentos sin prescripción médica. Las medicinas de venta libre como los antiinflamatorios resultan efectivos para disminuir el dolor y la inflamación en los músculos de la cara. Pero si persisten, lo mejor es asistir a una consulta médica.
  • Analgésicos y relajantes musculares. Ciertos medicamentos, como analgésicos más fuertes o relajantes musculares, deben ser recetados por el dentista o médico, pero son muy efectivos cuando los de venta libre no resultan tan efectivos.
  • Terapias con frío y calor. Colocar a los lados de la cara una bolsa con hielo o una compresa de agua caliente por un tiempo aproximado de 20 minutos, repitiendo varias veces al día. También puede alternar, aplicando primero hielo por 10 minutos, y luego calor por 5 minutos.
  • Evitar movimientos bruscos o extremos con la mandíbula.  Al bostezar, masticar o incluso para gritar se debe tener cuidado de no abrir demasiado la boca.
compresas en mejilla

Quienes sufren de inflamación en la ATM pueden seguir algunas de estas recomendaciones para reducir los síntomas.

  1. No apoyar la barbilla en la mano.
  2. Evitar hablar por el teléfono móvil sosteniéndolo entre el hombro y la mejilla. 
  3. Intentar reducir la presión entre los dientes. Si notas que sueles apretar o rechinar los dientes, puedes colocar la lengua entre los dientes por períodos cortos durante todo el día.
  4. No masticar artículos duros como bolígrafos, lápices, hielo, entre otros.  Tampoco utilizar los dientes para abrir envoltorios o para arrancar etiquetas.
  5. Reducir el consumo de alimentos duros o muy pegajosos.
Te puede interesar  Principales ventajas de las carillas dentales de composite

Ejercicios y técnicas de relajación

También se pueden poner en práctica ejercicios que contribuyan a mejorar la movilidad de la ATM.  Veamos algunos ejercicios:

  1. Ubica tus manos en el área de la mandíbula y haz un poco de presión hacia arriba en el músculo, llevando la lengua hacia arriba, durante un minuto o dos series de 30 segundos. Repetir dos veces al día.
  2. Dejando la lengua fuera de la boca, comienza a dar un masaje lento y firme, con tres dedos desde la zona del hueso temporal, de forma ascendente hacia la sien. Realizar por un minuto o en dos series de 30 segundos.
  3. Abrir la boca a una altura de dos dedos, y comenzar a masajear con los pulgares, en el área bajo el pómulo en ambos lados de la cara, presionando de abajo hacia arriba.

El estrés afecta nuestra salud en diferentes maneras, es importante encontrar técnicas de relajación que ayuden a reducirlo. Puesto que puede empeorar los síntomas de la inflamación de la articulación temporomandibular. Puedes incorporar en tus rutinas ejercicios de meditación o yoga que te servirán para sentirte más relajado.

Opciones médicas y fisioterapéuticas

Las férulas bucales reducen el impacto que tiene sobre ATM, el rechinar o apretar los dientes. Estos dispositivos insertados en la boca evitan que la persona haga demasiada presión con los dientes, que luego le puede provocar dolor o inflamación en esta articulación.

El médico puede aconsejar ver a fisioterapeuta, que con su experiencia y conocimientos profesionales puede poner en práctica ejercicios y masajes que resulten efectivos para estirar y fortalecer los músculos de la mandíbula. Así como también puede aplicar tratamientos tópicos como el calor y el frío, y técnicas como el ultrasonido.

Dependiendo de la gravedad de la condición, y si los métodos anteriores no funcionan, el especialista puede indicar alguno de estos tratamientos:

  • La artrocentesis consiste en hacer algunas punciones en la articulación con una aguja pequeña, para extraer líquido de la articulación que puede estar provocando la inflamación. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo.
  • Los corticosteroides inyectados en la articulación resultan efectivos. También hay casos puntuales en los que se puede inyectar Bótox para aliviar la tensión en la zona y disminuir el dolor.
  • Cirugía de la articulación abierta. En casos más severos en los que los tratamientos convencionales no funcionan, la cirugía se convierte en la opción, en especial en casos en los que el problema está en la estructura de la articulación. Mediante la intervención quirúrgica se puede reparar e incluso reemplazar la articulación, pero se debe tener en cuenta que como toda cirugía, este procedimiento implica riesgos.
Cirujano maxilofacial atendiendo paciente

Prevención de la inflamación temporomandibular

Hábitos saludables para la ATM

  1. Disminuir el estrés. Es importante incluir en la rutina diaria algunas actividades y ejercicios, como el yoga, la meditación y el mindfulness, que sirvan para reducir los efectos negativos del estrés. 
  2. Si sufres de bruxismo, es esencial buscar atención médica para encontrar un tratamiento adecuado que evite apretar o rechinar demasiado los dientes.
  3. Las articulaciones necesitan estar bien lubricadas, y esto se puede lograr bebiendo suficiente agua.
Te puede interesar  Recuperación tras una blefaroplastia: Tu guía exhaustiva paso a paso

Importancia de la postura y la alimentación

Mantener una postura corporal adecuada para evitar tensión en la ATM.  Se recomienda sentarse y pararse con la espalda recta y con los hombros relajados.

También hay que tener en cuenta, que al masticar y morder, se debe hacer con suavidad y cuidado para que la ATM no haga demasiada presión en la articulación. Igualmente, se debe evitar masticar objetos duros como lápices, o comerse las uñas o masticar hielo.

Consejos prácticos de pacientes 

Una paciente con problemas con la ATM debe empezar por controlar el dolor y la inflamación que se produce en la articulación, ya sea con terapias, masajes o medicamentos. También es importante evitar todas las acciones que signifiquen poner demasiada presión sobre la articulación, y evitar el estrés.

Ante todo, resulta esencial seguir las indicaciones del médico.

Conclusiones

Como cirujano maxilofacial recomienda que ante cualquiera de los síntomas que mencionamos aquí, dolores y malestares relacionados con el hueso de la mandíbula y las articulaciones, recurras a un especialista para obtener un diagnóstico a tiempo y con ello un tratamiento efectivo. 

Aunque puedes recurrir a tratamientos caseros, como el uso de analgésicos de libre venta, a terapias de frío y calor, o a masajes para aliviar la tensión y el dolor. En caso de que los síntomas empeoren o sean persistentes, un especialista será quien pueda determinar la mejor opción, y en casos más severos considerar una cirugía.

DR. PEDRO M LOSA

DR. PEDRO M LOSA

Graduado en Medicina con especialización en Cirugía Maxilofacial tras superar la oposición MIR, elegí formarme en el prestigioso Hospital Universitario de La Paz. Mi enfoque en la especialidad se basa en la dedicación y el afán de profundizar en el conocimiento.

Otras entradas de blog que te pueden interesar

Navega por nuestro blog para descubrir novedades