¿Qué es el quiste maxilar? ¿Cómo se trata?

Compartir post

Qué es el quiste maxilar ¿Cómo se trata

 ¿Qué es el quiste maxilar? ¿Cómo se trata?

Compartir post

Qué es el quiste maxilar ¿Cómo se trata

Los quistes son lesiones que pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, incluso en la boca. Aunque no sea tan común como otras condiciones o enfermedades bucales, es importante conocer un poco más sobre ellos para que podamos detectarlos y tratarlos a tiempo y evitar que luego se convierta en un problema grave.  Si tienes dudas, sigue leyendo porque te explicaremos qué es el quiste maxilar y cómo se trata.

¿Qué es el quiste maxilar?

Un quiste maxilar es una lesión que se desarrolla de forma anormal en el maxilar superior o la mandíbula. 

Características generales

Son bolsas cerradas por una membrana propia y que en su interior contienen líquidos como pus, sangre u otro material semisólido, aunque también pueden contener aire. Generalmente, son benignas e indoloras.

Este tipo de quistes crecen de manera lenta y el paciente no suele presentar síntomas, por lo que suelen pasar desapercibidos.

Prevalencia y factores de riesgo

Los quistes maxilares no son lesiones orales tan comunes. Se presentan, por lo general, en adultos mayores o de mediana edad, y en los hombres es más probable su aparición que en las mujeres. Otros factores que pueden influir en la aparición de esta condición son:

  • Antecedentes familiares de quistes maxilares.
  • La mala higiene bucal aumenta el riesgo de infecciones.
  • Caries dentales no tratadas.
  • Dientes que no erupcionan de manera normal.
  • Enfermedades sistémicas como la fibrosis quística o la enfermedad de Paget.
  • Traumas faciales.
  • La radioterapia.
Te puede interesar  ¿Cuánto cuesta un implante dental en Madrid?

Tipos de quistes maxilares

Los quistes maxilares se dividen en dos tipos, los odontogénicos y los no odontogénico. Veamos con más detalle cada uno de ellos.

  • Quistes odontogénicos. Se caracterizan por formarse en los tejidos que se encuentran alrededor de los dientes y representan la mayoría de los casos. Dentro de los quistes odontogénicos se encuentran otros tipos, tales como: quistes radiculares, quiste dentígero o folicular y quiste primordial.
  • Quistes no odontogénicos. A diferencia de los anteriores, estos se forman en otros tejidos, como los conectivos o los tejidos nerviosos, y suceden aproximadamente en el 10 % de los pacientes que tienen quistes maxilares. Los quistes no odontogénicos también se dividen en varios tipos, entre ellos: quistes del conducto nasopalatino, quiste nasolabial, quiste de la parte media del maxilar, quiste glóbulo maxilar o de la parte superior del maxilar.
 ¿Qué es el quiste maxilar? ¿Cómo se trata?

Síntomas y diagnóstico del quiste maxilar

Identificación de síntomas comunes

Como mencionamos antes, los quistes maxilares son lesiones indoloras, pero esto ocurre cuando la lesión es pequeña y pasa desapercibida.  Sin embargo, cuando esa bolsa se infecta o adquiere un tamaño mayor, es probable que comiencen a aparecer algunos síntomas.  Entre ellos:

  • Dolores en la cara o la mandíbula.
  • Hinchazón.
  • Aparición de fístulas en la encía.
  • Se reabsorben las raíces del diente o los dientes que rodean al quiste.
  • Desplazamiento de los dientes.
  • Dificultad para masticar.

Métodos de diagnóstico y pruebas

El principal método para detectar un quiste maxilar es a través de una radiografía, en la que se puede observar una mancha de color oscuro en el hueso.

Una vez que el dentista sepa de la presencia del quiste, es posible que solicite pruebas adicionales, tales como una tomografía computarizada o una biopsia, que le permitan tener una información más completa y detallada sobre el tipo de quiste, la extensión del mismo y sus características. Así indicará el tratamiento y las acciones más adecuadas para tratarlo.

Te puede interesar  El Dr. Pedro M.Losa de beOne participará en el taller sobre "técnicas y abordajes quirúrgicos en Cirugía Oral y Maxilofacial"

Tratamiento del quiste maxilar

Los tratamientos para un quiste maxilar van a depender principalmente del diagnóstico que realice el odontólogo. Cada tipo de quiste puede requerir una atención diferente, así como cada paciente puede presentar diferentes síntomas y su cuerpo responder de manera distinta. 

Opciones de tratamiento quirúrgico

La forma más común de tratar un quiste maxilar es la extirpación del mismo a través de una cirugía, que debe ser realizada por un especialista como lo es un cirujano maxilofacial. Luego de esto, existe la probabilidad de que el paciente requiera un tratamiento extra.  Por ejemplo, si el quiste afectó a uno o más dientes, quizás el dentista necesita extraerlo. También es posible que necesite un tratamiento de conducto, un empaste o un trabajo de reconstrucción en el diente o la encía.

Luego de que se retira el quiste, la materia extraída, debe ser enviada para que un patólogo experto la analice.

Tratamientos no quirúrgicos y cuidados posoperatorios

Cuando el quiste es producto de una infección, el dentista puede recurrir a una endodoncia para eliminar la materia infectada que se produjo dentro del diente. Esto ayudará a mejorar la condición del paciente.

Avances recientes en el tratamiento

La marsupialización del quiste resulta una técnica menos invasiva y con menor riesgo de complicaciones que los tratamientos tradicionales. Con este método se hace un corte para drenar el quiste, reducir el tamaño y luego, de ser necesaria la intervención quirúrgica, el procedimiento será más sencillo. 

Otra forma de facilitar la extracción del quiste es mediante la utilización de una terapia láser.

La descompresión también es un tratamiento más innovador, que ayuda a liberar la presión en el interior, reduciendo los dolores, la inflamación y la presión.

Te puede interesar  El bisturí piezoeléctrico en cirugía ortognática y mentoplastia: ventajas y beneficios

Prevención y manejo del quiste maxilar

Estrategias de prevención

  1. Tener una rutina adecuada de higiene bucal.  De esta forma se evitan infecciones que luego se pueden convertir en quistes.
  2. Extraer las cordales.
  3. Chequea tus dientes si sientes un pequeño dolor o si observas que tu dentadura se mueve, así como la aparición de fístulas por donde pueda salir pus producto de una infección.

Seguimiento y control a largo plazo

Acudir a un dentista especializado como un cirujano maxilofacial en Madrid, tanto si detectas alguno de los síntomas o para los chequeos anuales que se recomiendan, permite un diagnóstico temprano y preciso. Esto facilitará el tratamiento y evitará posibles complicaciones a largo plazo. Adicional a las evaluaciones, cuando se conoce la causa del quiste, será posible evitar que vuelva a ocurrir en el futuro.

Conclusión

Tanto la prevención como la detección a tiempo de los quistes maxilares juegan un papel determinante en la evolución de estas lesiones, que pueden llegar a convertirse en un problema mayor si no son tratadas de manera adecuada. 

No olvides que una buena higiene dental es el camino para una mejor salud bucal. Los controles dentales regulares en la Clínica Maxilofacial Madrid o en tu centro de atención más cercano son fundamentales en estos casos, puesto que estas lesiones suelen pasar inadvertidas. Un especialista está capacitado para diagnosticar y encontrar el mejor tratamiento.

DR. PEDRO M LOSA

DR. PEDRO M LOSA

Graduado en Medicina con especialización en Cirugía Maxilofacial tras superar la oposición MIR, elegí formarme en el prestigioso Hospital Universitario de La Paz. Mi enfoque en la especialidad se basa en la dedicación y el afán de profundizar en el conocimiento.

Otras entradas de blog que te pueden interesar

Navega por nuestro blog para descubrir novedades